Barbón: “Tamos meyor qu’otres comunidaes”

El Gobiernu asturianu va solicitar la collaboración de rastreadores militares para reforzar el so equipu

0
101
Adrián Barbón

El presidente del Gobiernu asturianu, Adrián Barbón, defendió esti domingu l’aplicación de midíes «drástiques y contundentes» pa frenar la espansión del coronavirus n’Asturies. Nesti tipu de decisiones entren l’aplazamientu del entamu del cursu escolar como l’alerta naranxa qu’afecta a cinco conceyos del Oriente. «Meyor prevenir que llamentar», afirmó’l xefe del Executivu n’unes declaraciones realizaes en La Pola Llaviana. Per otru llau, l’Executivu autonómicu va solicitar llueu la collaboración de rastreadores militares para reforzar el so equipu de vixilancia contra la Covid-19.

Barbón refugó les crítiques a les midíes adoptaes pol so gobiernu, n’especial aquelles qu’invoquen la bona situación epidémica d’Asturies. «Nun tomemos midíes drástiques anque temos en meyor situación epidemiolóxica, tamos meyor porque tomamos midíes drástiques», argumentó. Son decisiones que, reconoció’l presidente, pueden resultar cafiantes. Ye’l casu del retrasu, mientres ocho díes lectivos, del arranque del cursu. Barbón aseguró entender, pero esplicó que optóse por esta midida porque la epidemia empioró. Les andaes en xunetu fueron mínimes y anguaño, la media diaria ronda los 40 casos. El Gobiernu asturianu enfótase agora en conocer la evolución mientres la primera quincena de setiembre.

«A mi tamién me gustaría tener toles certidumes», manifestó Barbón, pero «la realidá ye que sigue habiendo muncho desconocimientu sobre’l virus. Va ser necesariu dir tomando decisiones en función de la evolución epidémica». Al respective de la enseñanza, el Gobiernu asturianu pretende asegurar el derechu a la educación nes meyores condiciones de seguridá posibles. El presidente afirmó que l’amenorgamientu de ratios y la contratación de 860 profesores más va esixir un esfuerzu presupuestariu «ensin comparanza na nuesa hestoria».